Seleccionar página
Al pensar en deporte todos nos imaginamos fútbol, baloncesto, atletismo…, un sinfín de actividades de moda que estamos acostumbrados a ver en nuestro día a día y que tenemos muy interiorizadas. Sin embargo, cuando hablamos de yoga, muy pocas personas piensan en deporte como tal. Al contrario de lo que esta mayoría piensa, el yoga es uno de los deportes más completos con los que contamos pues combina a la perfección cuerpo y mente, a través de un esfuerzo controlado con la intención de que todos demos lo máximo de nosotros mismos y mejoremos nuestro estilo de vida.
En los últimos años, ha surgido una nueva forma de practicar yoga denominada hot yoga o Bikram yoga en honor a su creador, Bikram Choudhury, que combina los poderes curativos de la sauna con la práctica tradicional de Hatha Yoga. Esta práctica consiste en realizar 26 asanas, entre las que se incluyen dos ejercicios de respiración (pranayama) en una sala con una temperatura superior a 40ºC durante 90 minutos.
Desde Bikram Boadilla se dieron cuenta que no existía un centro que impartiera clases de este tipo de yoga en un ambiente únicamente dedicado a ello y con la posibilidad de reunirse en él no sólo para practicar yoga y decidieron crear un espacio en el que las clases de Bikram Yoga se unen a una curiosa oferta de hostelería en su propia cafetería, donde se puede disfrutar desde los más originales tés hasta panes de semillas recién horneados.
Cafetería Bikram Yoga Boadilla del Monte

 

 

Este espacio, situado en pleno centro de Boadilla del Monte aspira a convertirse en uno de los centros de referencia en cuanto a lo que Bikram Yoga se refiere, dando la oportunidad de probar sus clases a módicos precios y de formar parte de una comunidad que pretende hacer del Bikram Yoga una forma de vida. Para quien no esté familiarizado con la práctica de este deporte, que sepa que puede practicarlo sin ningún problema, puesto que admite todo tipo de gente de cualquier condición, peso o edad, ya que no se necesitan nada más que ganas de superarse y de ponernos a prueba. El yoga consiste en la combinación de ejercicios de respiración (pranayama) con la consecución de diferentes posturas (asanas) para lograr esta comunión de cuerpo y mente que hablábamos antes, puesto que nos preparan, incluso, para realizar la meditación.

 

Sabiendo esto, no dudé ni un segundo en visitar el centro cuando los chicos de Bikram Boadilla me dieron la oportunidad. Allí me encontré un lugar tranquilo, minimalista y perfectamente decorado, que creaba una atmósfera de tranquilidad, perfecta para la práctica del yoga. Dentro de la sala, pude disfrutar de una dura pero reconfortante sesión de Bikram yoga junto al resto de participantes, donde estiramos todos los músculos y aprendimos nuevas técnicas de respiración.
Clase de Bikram Yoga 

Sin duda, una experiencia que merece la pena, pues a pesar del esfuerzo, sales totalmente renovado.

Y tú, ¿te animas al Bikram Yoga?

Un abrazo, Beatriz.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR